Capturando nuevos colores: Pantone, Cube y Scribble

En 1963, Lawrence Herbert creó un revolucionario sistema para identificar colores que ha llevado a Pantone a establecerse como la máxima autoridad en la gestión de color en diseño gráfico e industrial. La empresa ha aprovechado esta fama no sólo para comercializar sus productos sino también para convertirse en un icono del diseño, con su propia línea de objetos inspirados en la famosa paleta de colores. Desde 2011, Pantone anuncia el “color del año”, marcando tendencias en diseño y reforzando su posición como marca de referencia. Este año, la empresa ha lanzado 112 colores nuevos para diseño gráfico con la colaboración de los diseñadores Chip Kidd, Jessica Walsh y Eddie Opara. Los nuevos colores responden a “las demandas del mercado” y están pensados para el packaging actual, incorporando verdes “cítricos” más enérgicos, azules vibrantes y etéreos, rojos elegantes, naranjas radiantes, rosas pálidos y violetas místicos. Con esta nueva gama son ya 1.867 los colores de la gama Pantone.

No obstante, en el mundo hay muchos más colores, y para captarlos se están desarrollando diversos dispositivos que permiten capturar el color de cualquier superficie u objeto y trasladarlo a una paleta digital. Por una parte está Cube, un digitalizador de colores portátil creado por la empresa Palette que consiste en un pequeño dispositivo dotado de varios sensores (sensor de color L*a*b* / RGB / CMYK; temperatura, luz ambiente) que permite capturar el color de una superficie simplemente colocándolo sobre la misma y apretando un botón. Cuenta con una memoria interna que permita almacenar hasta 20 colores y transmitirlos por Bluetooth a un ordenador. Los colores capturados pueden importarse directamente a Photoshop y hacerse compatibles con las gamas de los principales fabricantes de pinturas, además de la gama Pantone. Cube está pensado para profesionales tales como diseñadores gráficos, de interiores, de moda, artistas, fotógrafos, pintores, arquitectos e imprentas.

Video promocional de Cube

Scribble añade la captura de colores de Cube a un dispositivo desarrollado en dos versiones: como un rotulador (con tinta, para dibujar sobre papel) o como lápiz óptico (para emplear en una tablet). Ambas versiones incluyen en su extremo posterior un sensor de color RGB que, de forma similar a Cube, puede capturar el color de cualquier superficie. En el caso del rotulador, esta información es transmitida a un cartucho de tinta integrado en el dispositivo que recrea el color escogido, de manera que se puede dibujar empleando ese color en un papel u otro soporte. El lápiz óptico cumple la misma función pero en este caso transmite la información a la tablet por medio de una app compatible con Windows, Android i iOS. Ambos dispositivos incluyen una batería con una autonomía de 15 horas. La efectividad de estos dispositivos aún debe ser demostrada, y sin duda puede resultar complejo capturar colores con precisión, algo que Cube parece más preparado para conseguir que Scribble. En cualquier caso, tanto los nuevos colores de Pantone como estos dispositivos indican la importancia del color como elemento de diferenciación de marcas y productos, lo cual lleva a la necesidad de buscar nuevos colores que atraigan a nuestras saturadas retinas.

Video promocional de Scribble