Interfaces cotidianas: el espejo inteligente

El ingeniero de Google Max Braun ha dado a conocer recientemente un pequeño invento que ha puesto en práctica en su propio hogar: se trata de un espejo inteligente instalado en el cuarto de baño,  que muestra información en tiempo real acerca de la previsión meteorológica, la fecha y hora actuales y las noticias del día. Este tipo de interfaz integrada en un objeto cotidiano, que han imaginado los realizadores de films de ciencia ficción o series de televisión como Black Mirror, se hace realidad gracias al ingenioso uso de una delgada pantalla insertada en el dorso del espejo y un diminuto procesador que permite mostrar la información obtenida a través de la red wifi local.  Con apenas algunos componentes de bajo coste y mucho ingenio, Braun logra integrar el dispositivo en el mueble del baño de forma muy efectiva, lo cual ha generado un gran interés por esta solución y previsiblemente conducirá al desarrollo de un producto comercial.

El “espejo inteligente” de Braun es un ejemplo de las nuevas interfaces que se integran progresivamente en nuestra vida cotidiana, facilitando el acceso a información en tiempo real en formatos que se adaptan a las actividades del día a día. A medida que crece la necesidad de acceder a todo tipo de datos en cualquier momento sin necesidad de acudir a la pantalla de un ordenador, tablet o smartphone, otras superficies adoptarán el rol de estas pantallas añadiendo nuevas funciones a los objetos que nos rodean.

2 opiniones en “Interfaces cotidianas: el espejo inteligente”

Comentarios cerrados.